A esta licencia para navegar todavía se le denomina Titulín, que es el nombre con el que se le ha conocido durante los últimos años de forma popular.

¿Para qué sirve una licencia de navegación?

Si tienes intención de navegar esporádicamente, con una embarcación de alquiler, o tienes un barco de vela o de motor de eslora no superior a los seis metros, no es necesario que te saques otro título. A lo mejor no te apetece estudiar o, simplemente, no tienes tiempo para prepararte las materias y presentarte a los exámenes. Todo dependerá de tus necesidades e intereses. Es necesario que hayas cumplido los 16 años.

Para pilotar barcos más grandes, de más potencia o desplazarte a lugares más lejanos durante la navegación será necesario que cuentes con otro tipo de titulación. De menor a mayor rango tenemos las siguientes:

  1. Licencia de Navegación o Titulín.
  2. Patrón de Navegación Básica. (PNB)
  3. Patrón de Embarcaciones de Recreo. (PER)
  4. Patrón de Yate. (PY)
  5. Capitán de Yate. (CY)

 

sacarse la licencia de navegación

 

Con la licencia de navegación puedes gobernar barcos de hasta 6 metros de longitud (eslora), equipados con un motor sin límite de potencia, más allá de la que recomiende el constructor de la embarcación. Y esto se aplica a barcos de motor, barcos de vela y motos acuáticas que no sobrepasen los 55 cv.

Una limitación que tiene el Titulín es que no permite la navegación nocturna, aunque eso a la mayoría de la gente le da igual, porque no tienen intención de navegar por la noche.

Es cierto que tiene otra limitación que puede ser un poco más frustrante, ya que no se permite navegar a más de 2 millas de la costa. Una milla náutica son 1852 metros, por lo que podremos navegar a 3.704 metros de la costa, casi cuatro kilómetros. Esta distancia se mide en dirección perpendicular a la costa, bien sea una playa, una isla o una escollera en un puerto. Ten en cuenta que muchos de los pescadores que salen al mar a pescar en sus barcos no se alejan más de esa distancia de la costa, la mayoría de las veces.

Y siempre teniendo en cuenta que esta distancia se mide perpendicularmente a la costa. Es decir, no existe ningún impedimento legal si una persona sale de una punta de España y se dirige al otro extremo, costeando, siempre que no se aleje de la costa esas dos millas preceptivas. O sea, nadie nos prohibe dar la vuelta a España, desde Barcelona a Santander, por ejemplo, con nuestra Licencia de Navegación. De hecho es más frecuente de lo que se piensa que, en temporada veraniega, se realicen largos recorridos en pequeños veleros o embarcaciones de motor, que fondean en puertos deportivos o calas tranquilas durante la noche.

Lo bueno de la Licencia de Navegación es que no es necesario aprobar ningún exámen para que te den la titulación. El curso se lleva a cabo en un sólo día. Consiste en 6 horas de instrucción, de las cuales dos son de teoría y las otras cuatro de prácticas a bordo de una embarcación. Tanto las horas teóricas como las prácticas se realizan en el propio barco.

Y, lo mejor de todo, no hace falta tener ninguna experiencia previa para que te den el aprobado; todo consiste en que demuestres atención e interés para que puedas entender las explicaciones de los instructores, que harán lo posible para que las horas pasadas a bordo sean divertidas y amenas.

Con muy poco esfuerzo y dedicación por tu parte, y por un precio realmente económico, cualquiera puede conseguir su Licencia de Navegación, y empezar a disfrutar desde el primer día de las incomparables sensaciones que te proporciona la vida a bordo y la navegación en cualquier tipo de barco, tanto en una motora como en un velero, o moto de agua.

Por lo general, hay que formar un pequeño grupo, de entre tres a seis alumnos, para que se organice un curso de un día, del que saldrás con tu flamante titulación en la mano.

 

carnet de barco

 

Será necesario aportar una fotocopia de tu documento nacional de identidad o pasaporte, asi como un certificado médico que certifique que no posees ninguna limitación física o psicológica que te impida manejar una embarcación de recreo con seguridad.

Este certificado está regulado por el Real Decreto 875/2014 de 10 de octubre, en su artículo 21. Cualquier centro de reconocimiento de conductores de los muchos que hay en toda España te podrá hacer el reconocimiento.

Tan sólo tienes que decirles que es para sacarte la Licencia de Navegación. A la licencia de navegación también se le denomina carnet de barco, permiso de navegación, licencia de barco, y carnet de patrón de barco.

Las enseñanzas teóricas consisten en, al menos, dos horas donde a los alumnos se les explicarán diversas materias de indudable utilidad en la navegación; nociones sencillas y prácticas.

Y las enseñanzas prácticas consisten en conceptos básicos de navegación y seguridad. Normalmente se realizan prácticas de maniobras de amarre y desamarre en puerto, para que los alumnos vayan adquiriendo soltura en las maniobras, que tarde o temprano tendrán que efectuar sin la ayuda de ningún instructor.

error: Content is protected !!